10/09/2012

¿La crisis de los discos duros?


El tema de los discos duros ha dado y mucho de lo que hablar durante los últimos meses, pues muy pronto se cumplirá un año desde que se produjeron las inundaciones en Tailandia, las cuales provocaron que los discos duros subieran y mucho de precio, debido a que las fabricas quedaron gravemente dañadas. Desde entonces venimos sufriendo lo que se llama “la crisis de los discos duros”, y la mala noticia es que no parece que la situación mejore.

En otras ocasiones ya hemos hablado sobre este tema, pues es algo que preocupa bastante, y es que los precios actuales de los discos duros siguen siendo altos en comparación con los tenían cuando no había ningún problema. En la actualidad, hay dos marcas que lideran este sector, Western Digital y Seagate, entre ellas suman el 87% de cuota de mercado, el resto de cuota pertenece al fabricante Toshiba.

Toda esta situación se viene dando desde hace prácticamente un año, cuando Tailandia fue azotada por unas terribles inundaciones que dejaron muy dañadas las fabricas de discos duros. ¿Qué pasó entonces?. Debido a esto se produjo una escasez real de discos duros, y es que los fabricantes de ordenadores hicieron grandes pedidos para asegurarse el stock necesario y así seguir vendiendo o ensamblando ordenadores, tanto de sobremesa como portátiles.

Eso se tradujo en un aumento considerable en el precio de los discos duros, un aumento que llegó casi sin avisar e incluso con precios duplicados. La escasez era real y eso se notaba en las tiendas, con modelos agotados durante semanas y falta de stock en los almacenes. Desde hace unos meses las fabricas están prácticamente funcionando al 100%, ya no hay escasez en las tiendas y la producción es normal, pero los precios no han vuelto a la normalidad.

En los resultados financieros de Western Digital y Seagate se puede comprobar que la situación no es para nada mala, no para ellos, puesto que sus beneficios son bastante buenos, más de lo que ya eran cuando no había ningún problema. ¿Por qué?. La respuesta es muy sencilla, la demanda de discos duros sigue siendo alta, pero se venden mucho más caros y eso da como resultado grandes beneficios.

Hace unos días os comentamos que los discos duros alcanzarán niveles récord durante este año, por lo que las ventas van muy bien y también los beneficios. Pero los precios siguen siendo altos y no parece que eso vaya a cambiar, no al menos en un corto plazo de tiempo. Western Digital y Seagate han formado un duopolio que difícilmente se verá amenazado, básicamente porque no hay fabricantes que puedan hacerles frente, y si lo había lo han comprado. Tan solo Toshiba puede hacerles frente, pero por ahora no tiene la cuota de mercado necesaria para iniciar una guerra de precios, lamentablemente.

Al final todo esto los estamos pagando los usuarios, los discos duros siguen siendo caros, incluso se ha llegado a pagar el doble por un modelo de 1TB de capacidad. Otra mala noticia es que, a pesar de que las unidades SSD tienen un buen precio, no pueden competir en relación precio/GB con los discos duros, pues un SSD de al menos 512GB cuesta mucho más que un disco duro. Desde HardZone esperamos que esta situación mejore pronto y que los precios vuelvan a la normalidad, pero lamentablemente no hay signos de que eso vaya a pasar hasta por lo menos el próximo año 2013.
 
Noticias Zerobyte Systems © 2011 & Blogger. Administrado por Carlos Martínez

www.zerobytesystems.com.ve