10/19/2012

Kim Dotcom anuncia "Megabox"


Kim Dotcom aún no es extraditado a Estados Unidos, cuyas autoridades intentan procesarlo por violación sistemática de propiedad intelectual y lavado de dinero mediante el clausurado servicio Megaupload.

Desde su detención en enero y posterior puesta en libertad, Schmitz ha estado dedicado al diseño y programación de un nuevo sitio de música, denominado Megabox, junto con preparar el relanzamiento de Megaupload.

En el intertanto, el primer ministro de Nueva Zelandia, John Kay, se disculpó públicamente por la espectacular detención de Schmitz, que según ha trascendido tuvo características de allanamiento ilegal.

A la luz de esta experiencia, Schmitz intenta asegurarse de que lo mismo no vuelva a ocurrir. Por ello, prepara un "sucesor" - no un "relanzamiento", según ha recalcado - de Megaupload. El nuevo servicio utilizará un sistema de cifrado tan potente que dejará a ciegas a las autoridades, sellos discográficos, estudios cinematográficos u otros que intenten determinar qué archivos están siendo transmitidos entre los usuarios.

La información ha sido proporcionada por Schmitz en una reciente entrevista con Wired.

El control estará en manos de los usuarios

En la entrevista, Schmitz describe un procedimiento según el cual los usuarios, y sólo los usuarios, serán responsables por los archivos que intercambien entre sí. El material no estará almacenado en Megabox, y el procedimiento de cifrado será realizado en el navegador.

La clave de cifrado tampoco será almacenada en Megabox, por lo que un eventual allanamiento policial no tendría sentido.

Schmitz anuncia además que Megabox proporcionará a las industrias discográfica y cinematográfica el derecho a acceder a sus servidores con el fin de eliminar material "supuestamente ilegal". Sin embargo, para obtener este derecho, deberán firmar un contrato según el cual renuncian a cualquier posibilidad de iniciar acciones legales contra Mega.

Según Schmitz, este sistema será totalmente hermético, y la única forma de bloquearlo ería mediante una prohibición total a los sistemas de cifrado. El propio Schmitz considera que esta última alternativa es altamente improbable, considerando que "el derecho a la vida privada es universal, y reconocido por la mayoría de los países".
 
Noticias Zerobyte Systems © 2011 & Blogger. Administrado por Carlos Martínez

www.zerobytesystems.com.ve