8/20/2012

Logran almacenar 700 terabyte en un milímetro cúbico


   Diario Ti: Por largo tiempo, los científicos han considerado el ácido desoxirribonucleico, ADN, como un potencial medio de almacenamiento. Aparte de su función elemental como material básico en la estructura genética, el ADN tiene características que podrían permitirle almacenar otro tipo de información.

   Una característica altamente relevante del ADN es su gran densidad de almacenamiento. El ADN consiste de cuatro distintas bases; A, T, C y G. En cada una de las bases es posible almacenar un bit, y cada una de ellas tiene un volumen de unos pocos átomos.

   En la mayor parte de los soportes actuales de almacenamiento, la información es almacenada en un solo plano, mientras que el almacenamiento en el ADN también es volumétrico, es decir ocurre a nivel de "altura". Eparte de ello, el ADN es en extremo estable, no permitiendo interferencia del entorno.

   "Puedes colocarlo donde quieras, en el desierto o en tu jardín, y ahí estará 400.000 años después" declaró George Church, científico catedrático de genética de la facultad de medicina de Harvard, en un comunicado de prensa.

   Junto a su colega Sri Kosuri, Church alcanzó una densidad de almacenamiento de 5,5 petabit de datos, equivalentes a 700 terabytes, en un milímetro cúbico de ADN. Este volumen es 1.000 veces superior a lo alcanzado anteriormente en laboratorios.

   Según la publicación ExtremeTech, en el experimento se almacenó una versión digital de un libro escrito por Church. El libro consiste de aproximadamente 700 Kb de datos, incluyendo imágenes. En el milímetro cúbico de ADN se almacenaron 70.000 millones de copias del libro. Extrapolando los datos, ExtremeTech escribe que sólo se necesitarían cuatro gramos de ADN para almacenar todos los datos digitales producidos por la humanidad en el transcurso de 2011.

   Sin embargo, el ADN difícilmente podrá sustituir a soportes de almacenamiento como los discos duros, memorias flash y unidades ópticas. La causa es que la velocidad de escritura y lectura es, al menos por ahora, muy reducida. Por lo tanto, la principal aplicación que podría tener el ADN como soporte de almacenamiento digital, es la grabación prolongada, donde se requiere guardar absolutamente todo, pero donde las posibilidades de que los datos sean utilizados son mínimas. A modo de ejemplo se menciona la vigilancia con video. El sistema, en caso de hacerse realidad en productos comerciales, permitiría grabar video durante años sin necesidad de borrar los datos.

   La revista Science ha publicado una descripción detallada del proyecto.

 
Noticias Zerobyte Systems © 2011 & Blogger. Administrado por Carlos Martínez

www.zerobytesystems.com.ve